Empresa Familiar

 

PARADOJAS EN LA EMPRESA FAMILIAR HOY: sin presente no hay futuro, pero sin futuro no hay presente.

Las reuniones de trabajo con miembros de familias empresarias preocupadas por su futuro y angustiadas por su presente nos permiten mantener muy de cerca el pulso d

 

Family Business Christmas Blues: ¡la educación podrida! Primer acto. El viejo Scrooge cabalga de nuevo.

Once upon a time..., en un lugar de la Mancha (o no) de cuyo nombre no podría acordarme (o sí), existió una pujante y respetada comunidad educativa regentada por tres respetados y respetabl

 

Family Business Christmas Blues: ¡la madre de todos los fraudes! Segundo acto. Scruggle y su homenaje.

La historia de estos modernos Scrooge que se repartían en dividendos el dinero de la calefacción en el colegio de sus nietos me llamó la atención poderosamente: ¡no me lo podía creer y quise, prime

 

Family Business Christmas Blues: ¡Game over: el final feliz sólo en los cuentos! Tercer acto. El "post-Scrooge".

Alguien podría decir que en el Siglo XXI las personas están mucho mejor educadas y tienen muchísimas más capacidades, alternativas y soluciones que en la Gran Bretaña de Dickens, en el Siglo XIX.

 

Empresa Familiar al borde de un ataque de nervios: ¿el éxito como causa del fracaso?

Hace años vengo analizando situaciones de empresa familiar que, al inicio, me generaban perplejidad: ¿con lo que él ha sido, con todo lo que ha conseguido, con todos los aciertos increíbles

 

¡Cuántos Protocolos Familiares hemos colocado estos años! ¡Uff, todo por la pasta!

Las reuniones de reencuentro con antiguos amigos y compañeros de correrías varias siempre dan mucho juego; ¡que si que tal la familia!, ¡que si cómo haces para mantenerte así de bien (todo gimnasio

Barco de pesca, empesa en transformación.
 

¡Supera el miedo! ¡Supera la soberbia! ¡Supera la inercia! Tu empresa familiar tiene una oportunidad de supervivencia,

Érase una vez una familia empresaria que...

... se resignó al "crash" empresarial y familiar, ¿por osadía, soberbia, ignorancia..., o todo junto?

Mérito. Mucho mérito.
 

El falso debate sobre la incorporación de los jóvenes en la empresa familiar: ¿meritocracia o solidaridad?

En el trabajo con "mis familias empresarias" es habitual la sensación de tener que comenzar el partido "en campo contrario".

Top